Visitamos una de las históricas bodegas de La Rioja. Bodegas Paternina

diciembre 12, 2013
Botellas de vino blanco en reposo

Visitamos por primera vez Bodega Paternina, bodega de la Rioja única por sus calados, situada en Ollauri, localidad de La Rioja Alta.

Hace ya varios artículos, os contamos nuestra experiencia en la cata de vino de Bodegas Paternina, que nos ofrecieron en la Estación Enológica de Haro con motivo de La Rioja Tierra Abierta. Nos gustaron mucho los vinos que probamos, Graciela (blanco semidulce) y el tinto Conde de los Andes. Este último encuentra su plenitud en la bodega de Ollauri y en sus antiguos calados.

Acompañados por Soledad, nos adentramos en lo que antiguamente fue el lugar de trabajo donde se daba entrada a la uva, se extraía su mosto y se elaboraba el vino.

Y digo antiguamente, porque todo el trabajo de elaboración de vino se realiza fuera de Ollauri, pero es aquí donde se guardan los mejores caldos de Paternina, por las condiciones de temperatura y humedad, y por la quietud y estabilidad del aislamiento bajo tierra, adecuados para el reposo y crianza del vino.

Botellas de vino blanco en reposo

Botellas de vino blanco en reposo

Antiguos depósitos de madera

Antiguos depósitos de madera

Comenzamos la visita en la zona de “museo” de piezas antiguas, prensas y depósitos de madera elevado.

Una de las curiosidades que nos contaron y que muchos sabréis es que los depósitos, antiguamente, se elevaban del suelo para  facilitar el calentamiento del vino, ya que la vendimia era muy tardía y las bajas temperaturas complicaban el arranque de la fermentación, en algunos casos.

Descendimos hasta 40 metros bajo tierra para visitar los preciosos calados y la colección de vinos que se encuentran reposando en las diferentes estancias hasta su salida al mercado.

Calados subterráneos

Calados subterráneos

Y pudimos comprobar en todo momento la dificultad y el duro trabajo con el que se encontraban nuestros antepasados para realizar las labores de prensado, trasiego, apilado de barricas,…, en el interior de estas bodegas subterráneas.

Al llegar a la “capilla sixtina” se comprueba la historia de la bodega a través de sus vinos. Un lugar de guarda de las botellas de vino más antiguas que se conservan como legado histórico.

Muestra de la "capilla sixtina"

Muestra de la “capilla sixtina”

Para concluir la visita tuvimos el gusto de catar Reserva Conde de los Andes maridado con chorizo, salchichón, queso y palitos de pan.

Sigo afirmando que es un vino que me encanta por su finura en el paladar. Seguro que nos reencontramos con él estas navidades.

Ya sabéis, si, como nuestros amigos, os apetece venir a visitar La Rioja para encontraros con el mundo del vino, con la gastronomía, la historia, os propongo,…

  • Marcar un fin de semana estándar o de puente, no hace falta que sea demasiado largo,
  • Alquilar una casa rural, hotel con encanto, o cualquier alojamiento que te agrade,
  • Planificar tu ruta, visita a una de las bodegas de La Rioja, que puede ser Paternina u otras muchas más, visita a algún obrador de queso, miel, almazara,… Hay enoturismo en La Rioja y mucho mas,…
  • Y por supuesto, una vez aquí disfrutar de los productos riojanos y tradición riojana que seguro que te van a encantar, porque “La Rioja Apetece”.

¡Brindemos por ello!

Saludcatamos-reserva-conde-de-los-andes

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply